Actualidad

« Atrás

Transformación digital de nuestro modelo de negocio

Fecha:  lunes, 22 de abril de 2019

Cuando hablamos de la transformación digital de las empresas, nos referimos, sobre todo, al cambio en la gestión de procesos y personas. El mundo actual en constante evolución, hace que sea imprescindible adaptarnos constantemente a la evolución tecnológica, incorporando nuevas herramientas y metodologías, que hacen que maduremos en nuestro modelo empresarial. Esto es, en gran parte, debido a la interacción que nuestros clientes, que constantemente incorporan y demandan nuevas formas de acercamiento de contenidos.
 
Independientemente del motivo que nos lleve como empresa a interesarnos por la transformación digital (como el hecho de no disponer de los procesos tecnológicos suficiente, tener una fuerte competencia en el mercado o una necesidad general de modernización), no debemos olvidar que es crucial maximizar el retorno de la inversión.
 
Estos cambios en la propuesta de valor, hacen que debamos cambiar nuestro enfoque de trabajo y nuestra cultura organizativa, lo cual nos proporcionará una visión integral del negocio, donde, gracias a la incorporación de plataformas de gestión y tratamiento de datos, podremos desarrollar análisis y estrategias empresariales basados en la realidad de nuestro segmento de mercado y de la evolución de nuestras propias acciones empresariales.
 
Además, la centralización de la información, nos permite saber en todo momento la madurez de cada proceso y acceder de una manera ágil a los contenidos, pudiendo proporcionar a nuestros clientes y colaboradores una información, prácticamente instantánea. Respecto a esta información, no podemos olvidar destacar uno de los mejores sistemas de almacenamiento de la misma, la nube. Estos sistemas, cada vez más extendidos, hacen que podamos acceder de manera inmediata y centralizada a la información. Sin embargo, será crucial no desatender su seguridad.
 
Por otro lado, otra de las claves en una transformación digital de su empresa es la simplificación de los procesos, obteniendo de ellos una racionalización de los mismos, que nos permitirá abordar nuevas capacidades comerciales y la incorporación de novedades de una manera más eficiente. Para ello, será importante la formación en el uso de estos sistemas, donde procesos antes tediosos, ahora se producen de una manera ágil. Dicha transformación muchas veces, pasa por descatalogar software y hardware, ya obsoleto e incorporar la información anterior al nuevo sistema, ahorrando costes de mantenimiento.
 
Además, esta incorporación hace de la movilidad un factor fundamental, donde todos los miembros de la organización, en función de sus perfiles, tienen acceso en tiempo real a los procesos, desde cualquier lugar y dispositivo. De este modo, estos procesos hacen que los recursos de la empresa siempre estén disponibles y podamos basar nuestro esfuerzo en actividades orientadas al cliente.
 
Otra gran posibilidad que nos ofrece esta mejora competitiva, es conocer en profundidad la segmentación real de nuestros clientes. Podemos descubrir sus necesidades, sus gustos, y a través de procesos novedosos, acercar un marketing digital orientado a cada perfil.
 
"Si soy capaz de acercar al cliente justo lo que necesita, soy capaz de mejorar la percepción de que nuestra empresa está pendiente de sus necesidades".
 
Debemos tener en cuenta que la adaptación es un punto clave en los prestadores de servicios, es clave llegar al cliente y satisfacer sus expectativas. En este caso, muchas veces se necesita una realidad inmersa donde el cliente pueda experimentar o visualizar el producto o servicio que va a disfrutar, bien sea a través de la realidad virtual, realidad aumentada, imágenes, vídeos, etc.
 
Una vez se consiga esta adaptación, será clave consolidar la fidelización del cliente, intentando sorprender con algo que no esperaba, y hacer de este acogimiento algo que le haga volver.
 
Además, debemos estar presentes en aquellos entornos tecnológicos que usa nuestro público objetivo, bien sea a través de la RRSS, APPs, el internet de las cosas, etc., proporcionando al usuario un espacio donde interactuar y donde poder contar la experiencia vivida.
 
Por último, otro aspecto fundamental que nos proporciona la transformación digital de nuestra empresa, se encuentra en la economía colaborativa, donde podemos intercambiar productos o servicios entre prestadores y colaborar de manera conjunta en cualquier ámbito, proporcionando un beneficio para las empresas.
 
A la hora de innovar, debemos tener en cuenta intentar tener un elemento diferenciador al diseñar nuestro modelo de negocio y nuestros contenidos. Se nos tiene que distinguir como marca una vez hayamos seleccionado las herramientas que nos hagan competitivos, pero esa es otra historia.
 
José Luis Taboada Fernández 
Asesor TIC SmartPeme

Fuente:  SmartPeme



Calendario de eventos